Daki Semiárido Vivo

Cisterna de placas que capta y almacena hasta 52 mil litros de agua de lluvia para la producción de alimentos y la cría de animales, garantizando seguridad alimentaria y nutricional.

La cisterna de losa es una de las tecnologías sociales que guarda agua de lluvia para la producción de alimentos. Es hecha a partir de placas de cemento y almacena hasta 52 mil litros de agua. El agua es captada hacia la cisterna a través de una losa de cemento de 200 m2 construida sobre el suelo. Es una propuesta simple, eficiente y de bajo costo. La cisterna es construida cerca del área de producción y la losa de cemento también puede servir para secar granos, como frijol y maíz. Con garantía de agua para producir alimentos y criar animales durante el año entero, las familias del Semiárido garantizan su seguridad alimentaria y nutricional. El agua de la cisterna de losa no es indicada para consumo humano.

Cómo funciona

“Una estrategia para tener agua y producir alimentos, incluso durante la sequía, es guardar agua de lluvia en la cisterna de losa, que tiene bajo costo de construcción y es simple de hacer.”

La cisterna de losa es una de las tecnologías sociales que almacena agua de la lluvia para la producción de alimentos y que integra el Programa Una Tierra y Dos Aguas (Uma Terra e Duas Águas), de la Articulação Semiárido Brasileiro (ASA). Con ella, la población del Semiárido tiene autonomía en la gestión del agua y posibilidades de producción de alimento. Esta además potencializa la cría de pequeños animales. Adicionalmente, el excedente de esta producción puede ser comercializado, generando ingresos para las familias.

Cómo cambia la vida

“La cisterna de losa garantiza agua para producir comida durante todo el año.”

El alimento es esencial para la vida. Con la cisterna de losa, aún en época de sequía, la población del Semiárido garantiza su alimentación y con esto, la situación de inseguridad alimentaria ya no es más la realidad de quien tiene la cisterna. Además, las familias amplían sus posibilidades, como la generación de ingresos. Con agua para producir, el alimento en la mesa está seguro y el excedente del propio consumo pasa a ser comercializado en las comunidades, ferias del agricultor y otros espacios.

  • Con agua para la producción de alimentos, las familias conquistan autonomía y deciden lo que van a producir, garantizando soberanía y seguridad alimentaria;
  • El agua de la Cisterna de losa contribuye a la diversificación del Patio Productivo;
  • Con agua y diversidad, la producción aumenta y el excedente puede ser comercializado, generando más ingresos;
  • La cría de pequeños animales se fortalece y asegura aún en temporada de sequía;
  • Los patios productivos son estimulados al tener el agua de la cisterna cerca y disponible, posibilitando el cultivo de frutas, hortalizas, plantas medicinales y muchas otras variedades alrededor de las casas;
  • Mujeres y niños son poblaciones directamente impactadas con esta realidad, pues no necesitan ya caminar por largas distancias en busca de agua para el cultivo.

Cómo hacer

Para que la cisterna de losa funcione con eficiencia es necesario que sea construida la cisterna, la losa y la conexión entre estas dos partes. En las instrucciones siguientes será presentado en detalle el proceso de construcción, incluyendo sugerencias y recomendaciones de buenas prácticas.

Cómo cuidar

Para que la cisterna de losa sea preservada y tenga una larga vida útil, es necesario conservar tanto la estructura de la propia cisterna como también de la losa con algunos cuidados básicos. Con mantenimiento constante, es posible tener agua almacenada para usar en la producción de alimentos durante todo el año.

Cuidados para el mantenimiento de la estructura

  • No deben plantarse árboles cerca de la cisterna ni de la losa. Debe mantenerse una distancia mínima de 10 metros, para evitar que las raíces causen rajaduras y fugas en ambas estructuras;
  • La cisterna debe siempre ser pintada con cal blanca, antes de iniciar el período lluvioso, para evitar la formación de hongos;
  • Siempre que se perciba la necesidad de reparaciones en las estructuras, las mismas deben hacerse inmediatamente, para evitar el surgimiento de fisuras o rajaduras.
  •  

Cuidados con la gestión del agua

  • La cisterna de losa debe estar siempre bien cerrada;
  • El agua debe ser retirada de la cisterna siempre por medio de la bomba manual de succión;
  • La losa debe estar siempre limpia, principalmente en la época de lluvia, para que la suciedad no contamine el agua que se almacena en la cisterna;
  • La cisterna debe lavarse todos los años antes del inicio de las lluvias con cloro y utilizando escoba para la limpieza interna;
  • Mantener siempre el colador o cedazo en los tubos de la caja de decantación para impedir la entrada de suciedad en la cisterna de losa.

Referencias