Daki Semiárido Vivo

Una cisterna de placas que captura y almacena el agua de la lluvia para consumo humano. Es agua para beber y cocinar durante el año entero.

La cisterna de placas de 16 mil litros es una propuesta simple, eficiente y de bajo costo para el almacenamiento y la descentralización de los recursos hídricos. Con ella, las poblaciones de las regiones semiáridas no necesitan más caminar por largas distancias en búsqueda de agua potable, pues la encuentran al lado de sus casas. Su volumen es suficiente para abastecer una família de hasta cinco personas en el periodo de seca que, en el semiárido brasileño, puede llegar a durar ocho meses. El agua es recolectada a través del techo de las casas y su uso es prioritariamente para el consumo humano, por ejemplo para beber y cocinar.

Cómo funciona

“En las regiones semiáridas llueve lo suficiente para que la población tenga condiciones adecuadas de vida.”

La experiencia con la construcción de cisternas de 16 mil litros en Brasil comprobó que, haciendo una gestión eficiente de los recursos naturales, es posible convivir con el Semiárido, aún en los periodos de seca. Fue así que la Articulação Semiárido Brasileiro (ASA) consolidó la propuesta del Programa Un Millón de Cisternas, que descentraliza agua a través de la región semiárida de Brasil.

Cómo cambia la vida

“Pasar de un millón de muertos para un millón de cisternas con agua de calidad, que genera vida.”

El agua de beber es un elemento esencial para la vida. Con agua disponible al lado de las casas, la población del Semiárido accede a ese derecho humano y conquista con ello autonomía y libertad para realizar su propia gestión, sin depender de otras fuentes. Se trata de la democratización del acceso al agua que pasa a ser realidad en regiones donde el clima y las condiciones ambientales siempre fueron colocadas como causantes de su escasez. De forma práctica, esto causa transformaciones en la vida de las personas.

  • Con acceso al agua, las familias tienen autonomía en la gestión y uso de sus recursos hídricos;
  • Las cisternas contribuyen con la seguridad hídrica y alimentaria de las poblaciones, pues suplen la necesidad de agua de buena calidad para beber y cocinar;
  • El agua de calidad contribuye para la disminución de enfermedades como diarrea e incluso de la mortalidad infantil;
  • Mujeres y niños son poblaciones impactadas directamente con esta realidad, pues ya no necesitan caminar durante horas en busca de agua, muchas veces inadecuada para el consumo;
  • Una persona puede caminar hasta 36 días por año en busca de agua, en el Semiárido brasileño. Fuente: Centro de Pesquisa Tecnológica do Semiárido (CPTSA).

Cómo hacer

A lo largo de las últimas décadas, las famílias desarrollaron y perfeccionaron el método de construcción de las cisternas de 16 mil litros. En las instrucciones siguientes, será presentado en detalle el proceso de construcción, con sugerencias y recomendaciones de buenas prácticas.

Cómo cuidar

Para mantener la cisterna en pleno funcionamento son necesarios algunos cuidados permanentes con su estructura y con el tratamiento del agua. Esto permite una gestión más eficiente de los recursos hídricos y garantiza agua de calidad durante todo el año.

Cuidados para el mantenimiento de la estructura

  • La estructura externa de la cisterna debe estar siempre pintada con cal branca, con el fin de evitar la formación de hongos;
  • El techo de la casa, las canoas y los tubos deben ser lavados todos los años;
  • La cisterna debe ser lavada internamente anualmente, usando un (01) litro de cloro para cada cinco (05) litros de agua pura;
  • Todas las entradas de agua de la cisterna deben estar protegidas con un cedazo y una tela fina, evitando la entrada de residuos o de pequeños animales;
  • Los tubos de PVC que llevan las aguas del techo para la cisterna, deben ser guardados durante la época seca para evitar la creación de rajaduras durante el año.

Cuidados en la gestión del agua

  • El agua de las primeras lluvias debe ser descartada y no podrá ir directamente para la cisterna, ya que puede contener suciedad de los techos;
  • El agua de la cisterna debe ser utilizada solamente para consumo humano, con usos tales como beber y cocinar, y así suplir la necesidad de la família hasta la llegada de las próximas lluvias;
  • La cisterna debe estar siempre bien tapada y el agua debe ser retirada para uso siempre a través de la bomba manual de succión;
  • Recipientes, por ejemplo baldes, no deben ser colocados dentro de la cisterna;
  • El agua que será consumida debe ser tratada, con hipoclorito de sodio o cloro.

Dónde se puede encontrar?

Brasil, Argentina y Bolivia

Referencias

Modelo da Tecnologia Social e Acesso à Água No 01 – Programa Nacional de Apoio à Captação de Água de Chuva e Outras Tecnologias Sociais de Acesso à Água – Programa Cisternas. 2017.