Daki Semiárido Vivo

La henificación es el proceso de deshidratación y conservación del forraje a través de la luz solar, conservándolo durante un largo período con calidad. De esta manera se asegura la alimentación de los animales en períodos de sequía.

La henificación es el proceso de deshidratación y conservación del forraje a través de la luz solar, conservándola durante un largo período con calidad, sin pérdida de calidad nutricional. Esto garantiza la alimentación animal incluso en períodos de sequía, una estrategia importante de convivencia con el Semiárido y que permite garantizar la seguridad alimentaria de los animales, así como de las personas, ya que mantiene saludable al rebaño incluso en períodos de seca. En el semiárido brasileño es una técnica muy utilizada por la agricultura familiar.

Cómo funciona

"La henificación es una importante estrategia de convivencia con el Semiárido y para garantizar la seguridad alimentaria de los animales."

Durante los períodos de sequía en las regiones semiáridas, la preocupación por la alimentación de los animales es aún mayor. La henificación es una práctica muy sencilla; se trata de la “extracción de agua” de las plantas forrajeras, para que estén secas para el almacenamiento y conservación del heno por más tiempo. El heno es el producto de la henificación, un forraje parcialmente deshidratado listo para ser almacenado para que, cuando sea necesario, pueda ser consumido por los animales.

Cómo cambia la vida

“Los animales logran mantenerse saludables y alimentados durante todo el año; la familia tiene su seguridad alimentaria garantizada, además de la posibilidad de generar ingresos.”

Con una estrategia de convivencia con la región semiárida, es posible garantizar la alimentación de las personas y de los animales, así como la preservación de la vegetación. La henificación contribuye a conservar comida para los animales durante todo el período sin lluvia. Con esto, los animales pueden mantenerse saludables y tener alimento durante todo el año; la familia tiene garantizada su seguridad alimentaria, además de la posibilidad de generar ingresos, en el caso de vender los animales, sus derivados, como la leche o incluso el beneficiamento de productos. A su vez, los animales se mantienen con mejores índices de salud, ya que cuando nutridos disminuye la posibilidad de proliferación de enfermedades, disminuyendo así las tasas de mortalidad. La henificación también ayuda a aprovechar una mayor diversidad de especies, ya que algunas de las plantas son mejor aceptadas por los animales cuando se hace heno, ya que el secado elimina algunos olores y también sustancias tóxicas.

  • La cría de los animales se fortalece y garantiza incluso en la sequía, ya que la henificación garantiza alimentos para el período más seco;
  • Los animales permanecen con mejores niveles de salud, ya que cuando nutridos disminuye la posibilidad de proliferación de enfermedades;
  • Se garantiza la alimentación de las personas, de los animales, así como la conservación de la vegetación, necesaria para la henificación;
  • La henificación contribuye al almacenamiento para asegurar comida disponible para los animales, a partir de las plantas, durante todo el período sin lluvia;
  • Los animales logran mantenerse saludables y es posible tener alimento durante todo el año;
  • Disminuyen las tasas de mortalidad animal;
  • La henificación conserva los forrajes con casi todo su valor nutritivo durante muchos meses, e incluso años, para su uso en períodos de escasez de alimentos;
  • Se garantiza la seguridad alimentaria de la familia, además de la posibilidad de generar ingresos.

Cómo hacer

Para el proceso de henificación es de gran importancia la preservación del bosque nativo de la región. Esto pues la vegetación local constituye la fuente de alimento de los animales, siendo la vegetación que más se adapta a ellos, y es con ella que se realiza la Henificación. Además, la deforestación degrada el suelo y, en consecuencia, genera escasez de agua, lo que también perjudica a los animales. Por ello, es importante plantar para poder recuperar la tierra, recuperar el ambiente y crear las condiciones para producir en abundancia, con material suficiente para la preparación del heno. En las instrucciones siguientes será presentado en detalle el proceso de construcción, con sugerencias y recomendaciones de buenas prácticas.

  • Conserve el bosque nativo de la región, pues es el gran productor de plantas forrajeras que son alimento de los animales y materia prima para el proceso de Henificación;
  • La Henificación debe realizarse con plantas adecuadas para forraje. Estas deben tener una alta producción de masa verde, ser resistentes a cortes frecuentes, tener tallos finos, muchas hojas y una buena adaptación al clima y al suelo de la región;
  • Se recomienda hacer el corte tan pronto como las forrajeras disminuyan la velocidad de crecimiento, pues después de esto pierden su valor nutritivo rápidamente;
  • No corte las plantas en días nublados, pues esta condición climática puede aumentar el tiempo de secado;
    – Entre más corto el tiempo de secado, menor será la pérdida de valor nutritivo del heno;
  • En promedio son necesarios tres quilos de forraje verde para la producción de un quilo y medio de heno;
  • El heno es dado a los animales en el período de poco alimento fresco, por lo cual debe ser de buena calidad, para que los animales permanezcan saludables y productivos.

Cómo cuidar

El cuidado con el forraje producido en la Henificación, es importante para garantizar un heno saludable, que pueda ser alimento durante todo el período de seca. A pesar de ser una técnica sencilla, es necesario prestar atención a su proceso de producción para que el forraje no corra el riesgo de producir moho, por ejemplo.

Cuidados para el mantenimiento de la estructura

  • El heno debe almacenarse en un lugar seco y ventilado, libre de humedad y sin peligro de incendio;
  • Existen varios tipos de almacenamiento, por ejemplo fardos, que pueden quedar en el campo, cubiertos con plásticos o almacenarse en galpones;
  • El forraje debe protegerse de la lluvia;
  • El resultado de la Henificación debe presentar un color verdoso, aroma y sabor agradables;
  • El forraje también debe ser bien aceptado por los animales;
  • Es importante que el forraje no sufra fermentación ni ataque de insectos;
  • El forraje no debe contener plantas tóxicas ni materias extrañas.

Referencias

ARAUJO NETO, R. B. de. Conservação de forragem: fenação. Teresina: Embrapa Meio Norte. 2000.

ARAUJO NETO, R.B. de & CAMARA, J.A. da S. Conservação de forragem: fenação e silagem. Teresina: Embrapa Meio Norte. 2000. 16p. (Embrapa Meio-Norte. Recomendações Técnicas, 6).

Série Criação Animal: Armazenamento de Forragens – Banco de Proteínas. Diaconia. Recife: 2006.

Série Criação Animal: Armazenamento de Forragens: Fenação e Ensilagem. Diaconia. Recife: 2006.

Série Sertão que dá certo: Desenvolvendo uma cultura de estoques e convivendo com as condições de Semi-Árido. CAATINGA. Ouricuri: 2008.