Daki Semiárido Vivo

El Manejo de la Caatinga consiste en técnicas simples para el manejo correcto, sostenible y legal de esta vegetación exclusivamente brasileña.

El Manejo de la Caatinga consiste en un conjunto de técnicas sencillas para el manejo correcto, sostenible y legal de la vegetación. La Caatinga es un bioma exclusivamente brasileño, que ocupa el 11% del territorio nacional y casi toda la región semiárida. En Brasil, cuidar la Caatinga también es una estrategia importante para convivir con el Semiárido. Su deforestación y el uso indiscriminado de sus recursos pueden conducir a la desertificación. Las buenas técnicas de Manejo de la Caatinga generan la conservación del suelo y de sus especies vegetales y animales. El manejo puede realizarse individualmente por cada familia, pero también de forma colectiva, en mingas, preservando una determinada área de una comunidad, por ejemplo.

Cómo funciona

“La Caatinga es un bioma exclusivamente brasileño, que ocupa el 11% del territorio nacional y casi toda la región semiárida.”

La Caatinga es un bioma rico y diverso en fauna y flora, y con alto potencial energético y maderero. Como consecuencia de esta característica, es ampliamente utilizado en la producción de leña y carbón vegetal para familias, establecimientos comerciales e industriales de toda la región semiárida, y también de otras regiones del país. Estas actividades, muchas veces realizadas de manera ilegal y sin planificación, han provocado la deforestación, la extinción de especies y, como consecuencia, el desequilibrio ambiental de la región. Por ello, la necesidad de un Manejo de la Caatinga, de manera sustentable, es fundamental para su preservación, a partir de la valorización del conocimiento de los agricultores y agricultoras de la región. En la Caatinga también es posible realizar múltiples otras actividades, incluso de carácter económico, como la producción de aceite y ceras; la producción de alimentos; la cría de animales, como la apicultura y la meliponicultura y, derivado de estas actividades, la comercialización, entre otras.

Cómo cambia la vida

"La gestión sostenible de la Caatinga permite el equilibrio ambiental y potencializa la diversidad y la riqueza actual de la vegetación."

El Manejo de la Caatinga debe hacerse de manera sustentable para que se conserve toda su fauna y flora, pero también para garantizar el mejoramiento de la vida de quienes viven en la región, con acceso al agua y sin interferencia de cambios en el clima. La degradación ambiental de la Caatinga afecta directamente la vida de las poblaciones. Por otro lado, su manejo sostenible permite el equilibrio ambiental y promueve la diversidad y riqueza de la vegetación. Las prácticas sostenibles en la Caatinga permiten a los agricultores producir leña para la generación de energía; mayor diversidad en su producción y en los alimentos, aliada al conocimiento de la región; seguridad alimentaria; y comercialización, posibilitando la generación de ingresos. El Manejo de la Caatinga también se puede hacer de manera comunitaria, contribuyendo a mejores condiciones sociales, económicas y ambientales de la comunidad en la que está inserida y fortaleciendo la convivencia con el Semiárido.

  • Para evitar que la degradación de la Caatinga afecte la fauna local y la vida de sus poblaciones, es necesaria su conservación;
  • El Manejo sostenible de la Caatinga permite el equilibrio ambiental y potencia la diversidad y riqueza actual de la vegetación;
  • Aliado a otras prácticas de convivencia con el Semiárido, el Manejo de la Caatinga garantiza la seguridad hídrica, alimentaria y energética;
  • El Manejo de la Caatinga realizado de forma comunitaria contribuye a mejorar las condiciones sociales, económicas y ambientales de la comunidad.

Cómo hacer

El manejo de la Caatinga debe realizarse de manera sostenible y planificada, respetando las características de la vegetación y también de su fauna. Si el manejo incluye la venta de madera como leña, es necesario realizar el trabajo a través del Plan de Manejo Forestal Sostenible (PMFS). El conocimiento del área a ser manejada es fundamental para su éxito, así como la planificación del trabajo. También es importante conocer los animales más adaptados a la región; por ejemplo, la cría de bueyes y vacas provoca un mayor impacto ambiental en la Caatinga, con devastación de áreas más extensas y pisoteo del suelo, además de exigir más recursos hídricos. La cría de animales pequeños como ovejas y cabras se adapta mejor a la región de la Caatinga. Siempre es necesario seguir las orientaciones de la legislación estadual y / o federal con respecto al manejo de la Caatinga o de cualquier otra vegetación.

Cómo cuidar

La buena planificación del Manejo de la Caatinga y su mantenimiento, son esenciales para convivir con el Semiárido. Realizado de manera sustentable, observando los principios y realizando prácticas agroecológicas, garantiza una tierra cubierta, viva y con alto potencial energético y productivo. Es importante que no se utilicen pesticidas ni agroquímicos. De esta forma, se preserva la biodiversidad local, se evita la contaminación de la tierra, de los animales y del agua, creando un equilibrio ambiental en el cual se preservan los ciclos.

Cuidados para el mantenimiento de la estructura

  • Evite el pastoreo de animales en el área después de su exploración;
  • Reserve el área durante un ciclo para que el manejo sea exitoso;
  • No limpie el área, deje ramas y hojas sobre el suelo para protegerlo de la erosión y conservar su fertilidad;
  • Realice periódicamente el monitoreamiento del área manejada;
  • Observar atentamente si hay muerte de árboles o aparición de enfermedades en las plantas;
  • No utilice pesticidas ni agroquímicos;
  • Monitoree la regeneración natural de la vegetación y el crecimiento de cada planta;
  • No queme la vegetación manejada ni haga quemas en otras áreas de la Caatinga;
  • Mantenga los cuidados en el área durante todo el año.

Referencias