Daki Semiárido Vivo

El Patio Productivo es un espacio vivo y lleno de posibilidades. Suele ubicarse alrededor de las casas y es protagonizado por mujeres. Con un fuerte potencial productivo y económico, es importante para la seguridad alimentaria de las familias.

El Patio Productivo es el espacio alrededor de las casas, generalmente administrado por mujeres, con fuerte potencial productivo y económico. En el semiárido brasileño, los patios se caracterizan por su diversidad y por ser un espacio vivo, de fuerte socialización. En ellos es posible encontrar plantaciones de hortalizas, cría de pequeños animales, plantas medicinales, forrajeras, frutales, flores, etc., incluso en espacios reducidos. Tecnologías sociales como las cisternas, que garantizan agua para la producción de alimentos, son importantes para su mantenimiento. Los Patios acumulan el conocimiento de las mujeres sobre su manejo y su potencial. Son espacios muy importantes para garantizar la seguridad alimentaria de las familias.

Cómo funciona

Los Patios productivos son espacios de sabiduría, muy importantes para la seguridad alimentaria de las familias.

Los Patios Productivos no son solo una extensión del espacio de la casa, como consecuencia de las mujeres ser socialmente responsabilizadas por el trabajo doméstico; sino también espacios protagonizados por mujeres, que promueven la experimentación a partir de sus conocimientos. Contribuyen a la preservación de la agrobiodiversidad, a la alimentación familiar, y también a la economía familiar, ya sea a través del autoconsumo, o mediante la venta de excedentes en la comunidad o en otros espacios, como ferias, programas institucionales, entre otros, contribuyendo a la generación de ingresos. También son espacios de socialización de la familia, ocupados por juegos infantiles y por los animales.

Cómo cambia la vida

“Con la comercialización de los productos del Patio, muchas mujeres ahora tienen garantizada su autonomía económica.”

En el semiárido brasileño, las mujeres han sido históricamente responsabilizadas por buscar agua para las tareas del hogar y para la alimentación familiar. En un contexto de concentración y escasez de agua, la mayoría caminaba diariamente largas distancias para garantizarla. Con la conquista del acceso al agua cerca de las casas, especialmente a través de la articulación de la sociedad civil brasileña, las mujeres han potenciado el uso del agua con el cultivo alrededor de sus casas. Las mujeres, que tuvieron su trabajo desvalorizado e invisibilizado por la sociedad estructuralmente patriarcal, comenzaron a protagonizar el mantenimiento del sistema productivo familiar y el fomento de la agroecología. Esto comenzó a fortalecer no solo la alimentación familiar, sino también a visibilizar su rol productivo y económico en la familia. Sin embargo, aún existen muchos desafíos para que esto sea una realidad en todo el semiárido brasileño, y en el mundo. Incluso en este contexto, es posible observar cambios de vida.

  • Contribuye para que las mujeres sean visibilizadas como protagonistas en la construcción de la convivencia con el Semiárido;
  • El protagonismo en la gestión de los patios productivos promueve que las mujeres asuman posiciones de liderazgo en organizaciones comunitarias, grupos, entre otros, a partir de la valorización de sus capacidades;
  • Los patios productivos se fortalecen como espacios de intercambio de conocimiento familiar, comunitario y de las mujeres;
  • Permite a las mujeres tener más autonomía sobre lo que producen, consumen y comercializan;
  • Valorización y preservación de la agrobiodiversidad local, a través de las especies vegetales, y de las semillas almacenadas;
  • La diversidad alimentaria producida en los patios garantiza la seguridad y la soberanía alimentaria de las familias.

Cómo hacer

Los Patios Productivos son procesos fáciles de implementar y de bajo costo, y a pesar de su fuerte presencia en áreas semiáridas en Brasil, se pueden realizar no solo en áreas rurales, sino también en áreas urbanas y periurbanas. Es importante tener un área garantizada para el cultivo, aunque sea un espacio pequeño, y acceso al agua. En los patios es posible tener un uso racional de esta agua, basado en los principios de la agroecología.

Cómo cuidar

El cuidado y mantenimiento del Patio Productivo son fundamentales para fortalecer su potencial productivo y económico. La valorización del papel protagónico de las mujeres en su conservación es esencial para el crecimiento de este potencial productivo, pero también para la autoestima de la mujer.
Es importante que la producción siga los principios de la agroecología, ya que se garantiza la seguridad alimentaria, así como la preservación de la agrobiodiversidad. Pero sin una perspectiva feminista – que reconozca y valorice el trabajo de las mujeres, además de garantizar su espacio como protagonistas -, no hay agroecología. Con el cuidado diario, el Patio Productivo garantiza beneficios para toda la familia.

Cuidados para el mantenimiento de la estructura

    • Visibilizar el trabajo realizado por las mujeres como esencial y estructurador de las demás actividades productivas y económicas desarrolladas por la familia;
    • Llevar a cabo una división justa de los trabajos domésticos y los cuidados, de modo que no haya una sobrecarga para las mujeres;
    • Valorizar el Patio como un importante agroecosistema para la unidad productiva familiar;
    • Cuestionar los patrones y la estructura de las relaciones socialmente construidas para revelar el potencial de los Patios Productivos y el trabajo de las mujeres;
    • Utilizar prácticas agroecológicas para evitar el uso de venenos, y también de violencia.
     
     

Referencias